Make your own free website on Tripod.com
Mi Religiòn
Soka Gakkai Internacional-S.G.I.

HOME

Soka Gakkai Internacional-S.G.I. | El Legado de Nichiren Daishonin | Budismo de Nichiren Daishonin | Gohonzon | La Liturgia del Budismo de Nichiren Daishonin | SHAKUBUKU - Para Nuevos Miembros Budistas | El Butsudan-casa del Buddha. | Contácteme | Kosen Rufu

panama.gif

picture-syoukai.jpg

¿Que es la SGI?

outla4.jpg

Organización mundial que promueve la paz y respeto por la vida humana, con más de doce millones de miembros en 183 países y territorios del mundo. Su base filosófica son los principios humanísticos del budismo de Nichiren Daishonin.

japo.gif

En 1975, en respuesta a las necesidades de una creciente membresía internacional, se fundó la Soka Gakkai Internacional (SGI). Hoy en día la SGI es una red mundial de 12 millones de miembros en 183 países y territorios que comparten la misma expectativa para un mundo mejor. Las raíces de su historia como institución se encuentran en el desarrollo de la Soka Gakkai (Sociedad para la Creación de Valor) en Japón.

Los setenta años de historia de la Soka Gakkai han implicado enormes desafíos que han derivado en un impresionante crecimiento y desarrollo, construido por sus propios miembros, quienes se han inspirados en el legado espiritual de los presidentes fundadores. La Soka Gakkai nació en 1930 como la Soka Kyoiku Gakkai (Sociedad Educacional para la Creación de Valor), una pequeña agrupación de educadores. Sus fundadores, Tsunesaburo Makiguchi (1871-1944) y su discípulo Josei Toda (1900-1958), se inspiraron en el Budismo de Nichiren y se consagraron a la reforma educativa.

En la obra Sistema pedagógico para la creación de valor, Makiguchi sentó las bases y principios de la educación soka, donde enfatizaba el desarrollo de la capacidad para el pensamiento crítico de los educandos por sobre la mera rutina del aprendizaje, así como la motivación interior por encima de la obediencia ciega. Esta era una manera de pensar revolucionaria para el sistema educativo japonés de aquel tiempo.

Por otra parte, para el Estado, la educación y la religión eran herramientas para divinizar al Emperador como un dios viviente y movilizar a la nación hacia la guerra. Toda y Makiguchi se reunían con las personas para discutir abiertamente la manipulación de la religión que efectuaba el Estado y advertían sobre la funesta tendencia hacia la guerra. En 1943, el Estado detuvo a algunos a miembros de la Soka Gakkai y encarceló a Makiguchi y a Toda, catalogándoles de "delincuentes ideológicos". Makiguchi murió en la cárcel manteniendo firmemente hasta el final sus principios y convicciones.

En medio de las cenizas y el caos de la posguerra en el Japón, Toda fue finalmente liberado. Este evento fue el inicio de la reconstrucción de la organización, eliminando la palabra Kyoiku, y recreándola bajo el nombre Soka Gakkai. Toda amplió la visión de la organización, de una sociedad para el mejoramiento de la educación a una sociedad para el mejoramiento integral de la comunidad. Él promovió la práctica del Budismo como un medio de fácil acceso para que las personas pudieran reconstruir sus vidas y superar los obstáculos, en su búsqueda de la felicidad.

Toda falleció en 1958 y Daisaku Ikeda tomó la presidencia de la Soka Gakkai en 1960 cuanto tenía 32 años de edad. Bajo su liderazgo, la organización continuó creciendo y ampliando su enfoque al abrazar las actividades en los campos de la paz, la cultura y la educación. Paralelamente, la membresía fuera de Japón continuó creciendo. La SGI surge con el objeto de atender las necesidades propias de ese crecimiento y de ensanchar el compromiso de la Soka Gakkai con el bienestar de toda la humanidad. Actualmente, los miembros de la SGI se esfuerzan por contribuir con sus respectivas sociedades como ciudadanos responsables sobre las bases de una visión orientada a la consecución de un mundo pacífico.

ptn_logo.gif

En la actualidad, SGI es también un Organismo No Gubernamental (ONG) reconocido por la Organización de Naciones Unidas y colabora con ésta en varios de sus programas (UNESCO, ACNUR, DIPNU, entre otros).

Los objetivos de las actividades de SGI son:

1) Trabajar para la prosperidad de la sociedad siendo buenos ciudadanos que respeten la cultura, costumbres y leyes de cada país;

2) Promover una educación y cultura humanísticas basadas en los principios fundamentales del Budismo;

3) Unir nuestros esfuerzos para la paz mundial con los de la ONU, apoyando el espíritu de su carta y, con ello, ayudar a alcanzar nuestro fin último de abolir las armas nucleares y la renuncia mundial a la guerra.

Un pick-up; Tamaño real= 240 píxels de ancho

Principios de la Soka Gakkai Internacional


La SGI contribuirá con la paz, la cultura y la educación de toda la humanidad basándose en el principio budista de respeto a la dignidad de la vida humana.
2.La SGI como una organizaci6n conformada por ciudadanos del mundo protegerá los derechos fundamentales del hombre sin establecer discriminación alguna.

3.La SGI respetará y protegerá la libertad de culto.

4. La SGI promoverá la comprensión del budismo de Nichiren Daishonin a través de intercambios entre personas, contribuyendo así a la felicidad de cada individuo.

5.Por medio de sus organizaciones afiliadas, la SGI alentará a sus miembros a ser buen ciudadanos y a contribuir a la prosperidad de la sociedad.

6.La SGI respetará la independencia y la autonomía de sus organizaciones afiliadas según las condiciones prevalecientes en cada país.

7.Basada en el espíritu de tolerancia del budismo, la SGI respetará a las demás religiones, dialogará con ellas y buscará su cooperaci6n para resolver problemas, fundamentales concernientes a la humanidad.

8.La SGI respetará la diversidad cultural y promoverá su intercambio, creando así una comunidad internacional de mutuo entendimiento y armonía.

9.La SGI promoverá la protección de la naturaleza y el medio ambiente con base en el pensamiento de la coexistencia simbiótica que sostiene el budismo.

10.La SGI contribuirá a la educación en lo que concierne a la búsqueda de la verdad, así como al progreso del saber para brindar a los individuos la posibilidad de desarrollarse y disfrutar de una vida satisfactoria y feliz

Educación

creacion.jpg

Desde su fundación, en 1930, con el nombre de Soka Kyoiku Gakkai (Sociedad pedagógica para la creación de valores), la organización mantuvo un activo compromiso con la labor educativa. Sus dos primeros presidentes, Tsunesaburo Makiguchi (1871-1944) y Josei Toda (1900-1958) fueron educadores. En el libro La pedagogía de la creación de valores, Makiguchi expuso por primera vez su teoría sobre la "educación Soka" en él, manifestó críticas al sistema educativo japonés que aún hoy conservan plena vigencia. Makiguchi afirmaba que el propósito de la educación era desarrollar el potencial creativo único de cada niño, y no "producir" servidores obedientes al Estado.

Esta filosofía educativa halló expresión concreta, en gran parte, gracias a los esfuerzos del tercer presidente de la organización, Daisaku Ikeda. Por su iniciativa, se fundó un sistema de escuelas que abarca el jardín de infantes, hasta establecimientos de segunda enseñanza superior, pero también se completa con una universidad que dicta carreras de cuatro años.

artcamp2.jpg

Visión de artista de la ciudad universitaria Soka de América (SUA) por sus siglas en inglés.

x_dilma47.gif

Paz

Proclamar la dignidad de la vida y construir la paz mundial: He aquí, podría decirse, la misión originaria que una religión debería cumplir en la sociedad. Josei Toda, segundo presidente de la Soka Gakkai, utilizó el término "familia mundial" para expresar su sentimiento hacia la unión de los hombres. En las constantes gestiones de paz que emprende la SGI, hay un aspecto crucial: forjar personas que por un lado, conserven un legítimo amor y sana lealtad por su país, y que por el otro, tengan profunda conciencia de su responsabilidad como ciudadanos del mundo.

La Soka Gakkai y la Soka Gakkai Internacional han cooperado con agencias de la ONU en campos tales como desarme, los derechos humanos, la asistencia a los refugiados información pública.

La SGI está reconocida como organización no gubernamental (NGO) con jerarquía consultiva, dentro del Consejo Social y Económico de la ONU (ECOSOC), y como organización no gubernamental internacional dentro de la UNESCO.

Además la Soka Gakkai está registrada como organización no gubernamental en el Departamento de Información Publica (DIPNU en el alto comisionado para los Refugiados (UNHCR), ambas dependencias de las Naciones Unidas.

10millones.jpg

Historia de la SGIP

pretty1.gif

Historia de la SGIP

Las relaciones históricas entre Panamá y los EEUU, las cuales producen el efecto de instalación de las bases militares en las riberas del canal de Panamá y en las ciudades terminales de Panamá en el pacifico y Colon en el Atlántico, hacen su impacto en la propagación del Budismo verdadero con la presencia de ciudadanas japonesas practicantes del budismo, que casadas con los militares norteamericanos, llegaron a dichas instalaciones militares en territorio panameño. La practica budista de las japonesas se esparce desordenadamente y sin ningún carácter oficial, primero en la ciudad de panamá y luego en la costa atlántica de Colon. Se calcula que eso ocurrió en los años entre 1963-1964. Se recuerda el nombre de la Señora Bayo, y otras residentes en el área del canal. Se entregaron no más de cinco Gohonzon, aparentemente solicitados en los EEUU. Pocos eran los miembros de habla hispana, por cuanto el idioma dominante era el ingles y el japonés por las características antes mencionadas que quienes trajeron al territorio istmeño las primeras enseñanzas del Budismo de Nichiren Daishonin.

Para 1968, había ya 50 miembros y al informarlo a Japón, el Presidente Ikeda, permitió fundar en Panamá el primer cabildo. Y para que se estableciera la organización.

A partir del 12 de octubre de 1972, hasta la fecha, la N.S.A. de Panamá (Nichiren Shosu Soka Gakkai Academia de Panamá), hoy S.G.I.P (Soka Gakkai Internacional de Panamá), ha participado presencialmente con numerosas delegaciones en todas las actividades de la organización internacional Budista.

La relación causal para el inicio de la practica Budista, en la capital de Panamá, se debe a todas aquellas personas que con espíritu pionero propagaban la fe reuniéndose en diversos locales alquilados por espacio de 2 horas. En dichas reuniones, los participantes, miembros e invitados, leían un tema o fragmento de un Gosho, para luego exponer ante los presentes sus experiencias de la practica Budista y los beneficios recibidos. Resultaba impresionante el espíritu de unidad y la voluntad de unos con los otros en apoyar al entendimiento del tema en cuestión

Los aplausos, comentarios y explicaciones sobre el espíritu budista no se hacían esperar. Toda reunión siempre terminaba tradición y disciplina que se mantine- con una canción o melodía preñada del espíritu de la practica Budista

El crecimiento de la membresia, en cantidad y calidad, le permitió a la dirigencia solicitar formalmente la fundación de un local permanente para la realización de todo el ceremonial litúrgico, que incluye la lectura de la liturgia llamada Gongyo.

Fue así como, en el año de 1972, se logro alquilar una residencia en a calle 33 y avenida México de la ciudad de Panamá, donde todas las semanas se concentraban los miembros e invitados, quedando así establecido el centro de reuniones.

El mencionado local marco la pauta en la practica del Budismo Verdadero en Panamá, al punto que en 1974 el Presidente de la Soka Gakkai Internacional, Daisaku Ikeda visita la República e inaugura oficialmente el centro cultural de la NSAP. En 1976 cuando la NSAP obtuvo su personería jurídica, adquirió un edificio propio en la calle Erick Del Valle del barrio de el Cangrejo, en el corregimiento de Bella Vista

En las instalaciones del centro cultural de la SGIP en el corregimiento de Bethania, barrio conocido como Club X queda plasmada la frase Seamos puente de paz, de amistad y cultura basado en los principios de sembrar la felicidad en cada persona para forjar valores humanos para el año 2001. En ese marco los miembros panameños inauguraron el domingo 29 de Abril de 1984, su nuevas instalaciones para la tarea de Kosen-rufu en Panamá.

La década de los noventas marco una nueva etapa en la practica de los Budistas panameños al iniciarse una reestructuración de la organización. La descentralización en los aspectos administrativos, la creación de los cargos de subdirectores y la extensión territorial para la distribución de los miembros por áreas, así como el fortalecimiento de las divisiones de: caballeros, damas, juvenil femenina, juvenil masculina, la de educadores y l grupo futuro, forma parte de los ideales de la SGIP para la paz, la cultura y la educación.

La nueva etapa de la SGIP se profundiza con la visita continua de altos dirigentes del Japón y los viajes de entrenamiento de los panameños a ese país, en especial, dirigentes y miembro de la división juvenil, femenina y masculina. Todo esto con el propósito d imprimirle un nuevo orden al aspecto de la fe y el fortalecimiento espiritual a través de la practica y el estudio. En esa forma se escriben las paginas doradas del Kosen Rufu de Panamá, donde gracias a los esfuerzos denodados de personas anónimas se marco para siempre el espíritu pro-fundadores de la SGI.

La república de Panamá una tierra de grandes contrastes geográficos, geopolíticos y étnicos, es una franja de tierra rodeada por dos océanos conocidos como Atlántico y Pacifico, y con una población de poco menos de 3 millones de habitantes, donde el uno porciento (1%) de los panameños practican budismo verdadero.

Hoy en un nuevo centro cultural moderno de diseño arquitectónico oriental denominado por el Presidente de la SGI, Daisaku Ikeda El palacio de la paz mas de 3 mil familias entre niños, jóvenes y adultos profesan la fe, filosofía y religión fundada por Nichiren Daishonin, durante los 365 días al año desde hace 34 años.

La reestructuración a todo los niveles de la Soka Gakkai Internacional de Panamá, conserva el espíritu del maestro Ikeda como lo es el apoyar a los jóvenes para que desarrollen y fortalezcan el fundamento de la historia del budismo en Panamá. Con la frase Se levanta el telón del Siglo XXI, la era de la juventud, los pioneros practicantes aseveran que cuando los jóvenes se levantan juntos, el futuro de la SGIP estará seguro.

® Carlos & Keilibeth Díaz; Shakubuko 1 de Agosto. Copyright 2001.Panamá ©.